LA CONDESA DRÁCULA. La historia irreal de Erzsébet Báthory…¡En Eastmancolor!

countessdracula01

LA CONDESA DRÁCULA

Countess Dracula

 

Peter Sasdy, 1971

A lo largo de la Historia han existido incontables personajes cuyas vidas y obra se han convertido en leyenda, se han mezclado con la superstición y se han diluido entre el color local. Erzsébet Báthory de Ecsed (1560-1614), la Condesa Sangrienta, es uno de tales personajes. De ascendencia transilvana, Báthory fue una mujer cuya educación y preparación sobrepasaban los estándares de la época, incluso para los hombres, que gobernó con mano dura varios condados de Hungría y Transilvania a lo largo de sus dos matrimonios entre los siglos XVI y XVII. Sumida en medio de intrigas políticas y guerras feudales, la Condesa fue acusada de brujería, de practicar la Magia Roja (o hematomancia, que es aquélla en la que se usan sangre u otros tejidos vivos para la adivinación) y fue señalada como culpable por la muerte de más de 600 mujeres, a las que presuntamente torturó y asesinó para bañarse en su sangre y mantenerse joven eternamente. La Condesa fue condenada a morir emparedada en la torre de su castillo.

countessdracula09

    Aunque la opinión actual se inclina por creer que muchas de las acusaciones contra Báthory fueron exageraciones o invenciones perpetradas por sus enemigos políticos, la película se escribe sola, ¿no creen?

countessdracula11

    En esta cinta producida por Hammer Film, la Casa Británica de los Monstruos, se cuenta la historia de la condesa Elizabeth Nádasdy[1] (Ingrid Pitt y su portentosa rinoplastia reemplazando a Diana Rigg, quien rechazó el papel) quien, en su vejez, descubre que la sangre de vírgenes puede devolverle la juventud a su cuerpo decrépito. La Condesa entonces urde un plan para hacerse pasar por su hija Ilona (la guapa Lesley Anne-Dawn) y seducir al joven teniente Imre Toth (el húngaro Sandor Elés). Para llevar a cabo sus diabólicas artimañas, Elizabeth contará con la ayuda de su nana, Julie (Patience Coller, excelente) y su amante, el capitán Dobi (el actor de carácter Nigel Green).

countessdracula05

    Lo primero que llama la atención cuando la película empieza es la producción. Los sets, aunque muchos de ellos fueron reciclados de la producción histórica Ana de los mil días (Jarrott, 1969), son impresionantes. Incluso, alguno de los diseñadores de arte se tomó la molestia de hacer la tarea y, en varios acabados de los interiores del castillo de la Condesa, puede verse el escudo de la Familia Bathory: tres colmillos de jabalí custodiados por un dragón uróboro.

countessdracula02

    Los vestuarios también están muy bien realizados y, hasta eso, son históricamente precisos hasta donde el glamour lo permitió. Muchos, de hecho, parecen haber sido adaptados de prendas del siglo XIX; pero los que utiliza la Condesa en pantalla se ven muy padres… excepto aquéllos a los que se les nota que están fabricados en polyester. Y, hablando de sacrificar la exactitud histórica en aras del glamour, ¿qué onda con la super sexy bata azul translúcida que utiliza Elizabeth para tomar sus baños de sangre? No me quejo, se ve genial, pero sí bota por completo en medio del resto de los vestuarios.

    Por cierto, que en toda la película sólo hay una escena de baño de sangre… digo, es una escena topless de la Pitt y está bien lograda; pero la verdad es que yo esperaba más. En general, creo que esperaba mucha más explotación por parte de esta cinta. Quiero decir, es una peli sobre una femme fatale que tortura doncellas para desangrarlas… ¡El potencial es inmenso! Y, sin embargo, la película se queda corta… hasta los besos se ven chafones.

countessdracula10

    Del mismo modo, en todo el show hay mucha menos sangre de lo que uno esperaría, y la mayoría de la que aparece en pantalla se ve medio chafona. Ya ven que como que la fórmula de la sangre artificial se perfeccionó hasta finales de los 70, antes parecía pintura Vinci.

    Creo que precisamente el principal fallo de esta cinta es que no se decide por qué camino tomar. Mientras la publicidad, los créditos iniciales y hasta el primer acto de la cinta nos prometen una sórdida historia de horror, la cinta avanza como una especie de thriller romántico tirándole a cursi, para terminar siendo un oscuro cuento de hadas enmarcado en un periodo histórico real… mucho menos gráfico y mucho menos erótico de lo que uno pudiera haber esperado. Un poco como si Hugh Hefner reescribiera la Trilogía de Sissi (Marischka, 1955-1957).

countessdracula03

    Las actuaciones están bien, aunque se sienten un tanto disparejas. Quien se lleva de calle la película es Green en su papel del general Dobi, el amante celoso y cómplice leal de Báthory. Maurice Denham está genial en su papel de Fabio, el sabio de la corte, y el resto son competentes. Pitt está decente durante la mayor parte de la película, y el resto de los actores se cae y se levanta.

    La fotografía no es particularmente realista. Nunca deja de notarse que la película fue filmada en estudio y Kenneth Talbot, director de fotografía, por alguna razón decidió que era buena idea utilizar un filtro Starburst como para darle un aire de irrealidad a todo el asunto.

countessdracula10

    El maquillaje no es tan bueno, al menos no tan bueno como una película con la premisa de alguien que rejuvenece requeriría, y la Elizabeth envejecida se ve bastante falsa… Quizá hubiera funcionado mejor si no hubiesen decidido matarle toda la textura a los prostéticos empolvándolos como si fueran cortesanos de Luis XVI… o si le hubieran maquillado las manos a la Pitt y… ¿es mi imaginación o hay escenas en las que el bigote de Elés es notablemente postizo?

countessdracula07

     A final de cuentas, La condesa Drácula es una película entretenida y que sirve para pasar el rato; pero no mucho más. El guión es mediano y el ritmo un tanto menos acelerado de lo que me hubiera gustado; pero no es malo. Con esta cinta se nota el inicio de la etapa de decadencia de la Hammer y es decepcionante que se haya mostrado tan tímida; la verdad es que uno se la pasa pensando lo genial que pudo haber sido si se hubiesen arriesgado un poco más. Ni drama histórico, porque su afán recreacionista es prácticamente nulo; ni soft porn porque resulta demasiado recatada en momentos clave; ni Dark Fantasy porque el elemento sobrenatural está apenas dibujado, ésta dista mucho de ser la cinta definitiva sobre la leyenda de Erzsébet Báthory, pero para ser el segundo intento no está mal .

countessdracula04

PARA LA TRIVIA: La voz de Ingrd Pitt fue doblada en post-producción, lo que le ocasionó gran enojo y que le retirase la palabra a Peter Sasdy.

Guión 1
Dirección 1
Actuación 1
Fotografía 1
Música 1
TOTAL 5

<Anterior    Sumario 2017    blog anterior    Siguiente>
¡Sígueme en Facebook!

[1] En la película la nombran con el apellido de su primer esposo, Ferenc Nádasdy, aunque en la vida real fue el joven Nádasdy quien tomó el apellido de su esposa por pertenecer a una familia más ilustre que la suya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s