SPIDER-MAN: DE REGRESO A CASA. Se fue siendo uno y volvió otro…

spidermanhomecoming01

SPIDER-MAN: DE REGRESO A CASA

Spider-Man: Homecoming

 

John Watts, 2017

 

Sé lo que están pensando: “Ahí va de nuevo el Cinéfilo Incurable a decir que no le gustan los superhéroes”; bueno, pues déjenme decirles que hay cuatro que sí me gustan y mucho. En ese orden: Spawn, Batman, Spider-Man y Witchblade.

spidermanhomecoming10

    Si mal no recuerdo, mi primer acercamiento a las aventuras del Amigable Vecino fue la serie de dibujos animados de principios de los 80, en la que no sólo se enfrentaba a villanos clásicos como El Buitre, el Dr. Pulpo o el Duende Verde; sino que tomaba prestados villanos de otras series de Marvel como el Dr. Doom o Calavera Roja. Más adelante, leí algunos cómics (estoy seguro de que tenía el comic de la primera aparición de Venom en la edición mexicana… me pregunto dónde habrá quedado) y en 1994 me volví muy aficionado a la serie de dibujos animados de Fox Kids, que me sigue pareciendo la mejor que se ha hecho sobre el personaje.

spidermanhomecoming14

    Y bueno, de ahí pa’l real he venido leyendo comics, jugando videojuegos y viendo películas sobre Spidey. Quizá en estos días no parezca mucho, pero la primera película de Spider-Man (Raimi, 2002) fue un hito en la historia del cine basado en comics y básicamente es, junto con las películas de X-Men de Bryan Singer, el antecedente directo del boom de películas de superhéroes que vivimos hoy.

spidermanhomecoming09

     Ahora que Marvel Studios (o sea, Disney) ha llegado a un acuerdo con Columbia Pictures (o sea, Sony), quien tiene los derechos del Hombre Araña para las adaptaciones a la pantalla grande, para que le prestaran al personaje y así completar el Universo Cinematográfico Marvel, decidí darle una nueva oportunidad que le negué con la fallida saga de Amazing Spider-Man (2012-2014). Digo, después de todo, Disney rescató Star Wars… ¿o no?

spidermanhomecoming02

    El Producto Disney/Pixar/Marvel/Lucasfilm de superhéroes para cines #016 sucede ocho años después de los eventos de la primera Avengers (Whedon, 2012). Stark Industries obtiene una licitación del Gobierno para recoger los escombros dejados por la invasión Chitauri a Manhattan al final de la mencionada Avengers, debido a que quieren evitar que la tecnología alienígena caiga en manos equivocadas. Esto saca del negocio a Adrian Toomes (el Michael Keaton más desperdiciado que he visto desde Voces del más allá [Sax, 2005]), quien roba los artefactos Chitauri. En una línea de tiempo con peor continuidad que la de La fea más bella (2006-2007), Toomes ha construido un par de alas mecánicas con tecnología alienígena y asume la identidad de El Buitre quien, con la ayuda de sus secuaces, el Hojalatero (Michael Chernus) y Shocker (Logan Marshall-Green/Bokeem Woodbine), planea robar los artefactos extraterrestres recuperados por los Avengers para vender armas de alta tecnología en el mercado negro. Pero Toomes no la tendrá tan fácil, pues el ahijado ‒en sentido figurado‒ de Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter Parker (Tom Holland), quien es en realidad el superhéroe conocido como Spider-Man, intentará detenerlo… o no.

    La verdad es que salí del cine sintiéndome muy insatisfecho con esta película… Lo cual quizá no sea tan malo, si tomo en cuenta que cuando salí de ver Spider-Man 3 (Raimi, 2007), la última peli del Héroe Arácnido que vi en el cine, me sentía timado y molesto. Me queda claro que Spider-Man: De regreso a casa no me estaba hablando a mí, me queda claro que su intención es venderle Spider-Man a la Generación Z, me queda claro que está basada en la serie de comics Ultimate Spider-Man más que en las series originales y me queda claro que al hablar de esta película quizá me esté volviendo más papista que el Papa. Pero también me queda muy claro que lo que vi en pantalla me dio una profunda sensación de desperdicio.

spidermanhomecoming13

     La cinta dura casi dos horas y cuarto, y la verdad es que se hace larga. Sucede algo muy curioso: a diferencia de la primera Spider-Man, no se trata de una historia de “el origen de…”; así que no pierden tiempo contándonos de dónde salió Spidey, asumen que ya lo sabemos y es cierto. Pero tampoco usan ese tiempo en desarrollar personajes. Adrian Toomes resuelve convertirse en supervillano cuando la película lleva cinco minutos; Peter Parker no evoluciona para asumirse como Spider-Man, sino que el autorreconocimiento le llega de golpe, literalmente, cuando el techo de una bodega le cae encima; y la batalla final entre Spider-Man y El Buitre dura apenas unos minutos… ¿En qué carajos invirtieron dos horas y cuarto? Perdón, pero siento que la película estuvo procrastinando.

    Bien, desperdiciar el tiempo en pantalla puede ser tolerable… ¿Pero desperdiciar a los actores? Las breves intervenciones de Michael Keaton son maravillosas y uno se queda con ganas de ver más de él en pantalla ‒hasta donde puedo recordar, Keaton es el único actor que ha interpretado a un superhéroe y a un supervillano en la pantalla grande‒. Tom Holland también está muy bien como Peter Parker e incluso es un buen Spider-Man; pero nuevamente, está desperdiciado. ¿Sabían que Holland es bailarín de formación? De niño interpretó a Billy Elliot en el musical de Broadway, además de que recibió un arduo entrenamiento gimnástico ¿Pero acaso algo de eso se ve en pantalla? Si yo tuviera un actor con esas habilidades, lo pondría a hacer stunts de verdad frente a la cámara.

spidermanhomecoming05

     Del mismo modo, Marissa Tomei está muy bien en el personaje que le dieron… que quién sabe cuál chingados sea, porque la tía May definitivamente no. Y creo que ése es el principal problema de toda la película. Los actores están muy bien, están haciendo su chamba de la mejor forma con el material de que disponen. El problema es que el material es malo desde un inicio. El planteamiento de los personajes es el que creo que está equivocado. La tía May simplemente no funciona y El Buitre es quizá el personaje que más respetaron con respecto a la fuente; pero lo vemos muy poco.

    Y luego está Spider-Man. ¡Qué forma de robarle la esencia a un personaje! Una parte importante del comic de Spider-Man era mostrar que para Peter Parker era difícil ser superhéroe; pero en la película es demasiado idiota. Prácticamente todas las hazañas que realiza el Amigable Vecino en pantalla son para salvar gente de estupideces que él mismo provocó. Sí, Parker era un jovencito nerdo y atolondrado, y eso en la peli se maneja muy bien… pero quizá se clavan en ello demasiado tiempo. También en los comics estaba presente el que otros superhéroes rechazaban a Spider-Man, de ahí que desarrollara una rivalidad con Johnny Storm cuando no lo dejaron entrar a los 4 Fantásticos ‒aunque para como está la franquicia cinematográfica de los 4 Fantasticos ¿quién querría entrar en ella? Jajaja‒ y creo que está bien manejado en la película.

spidermanhomecoming12

   Odié los gadgets de Tony Stark en el traje de Spider-Man porque pues si tiene toda esta alta tecnología, ¿qué más da si tiene superpoderes o no? Es más, ni siquiera vemos que use su Sentido Arácnido en toda la película. Aunque eso sí, artefactos que usaba en los 60 y que después fueron abandonados por ridículos, como las alitas de telaraña y la Spider-Señal, regresan en esta cinta.

Creo que lo que más me fastidió de la peli y que me parece que sí le quita parte importante de su esencia a Spider-Man es todo el rollo de Tony Stark, que se pude dividir en dos. Por principio de cuentas ¿dónde está el tío Ben? O sea, ya sé que está tres metros bajo tierra; pero me refiero a que el tío Ben era la inspiración, la motivación y la figura paterna de Peter, y en la película todo eso lo vemos transferido a Stark. A Ben Parker ni siquiera lo mencionan.

spidermanhomecoming06

    El otro fallo de la inclusión del Hada Azul, perdón, de Tony Stark/Iron Man en la trama es que despoja a Spider-Man de su derecho a ser superhéroe. Me explico: Gran parte del éxito primigenio que tuvo Spider-Man en los 60 se debió que era el primer superhéroe adolescente. A diferencia de otros chicos de los comics como Robin, quien era asistente de Batman, o Bucky Barnes, que era el compinche del Capitán América, Spider-Man era un superhéroe por derecho propio. No era el side-kick de nadie, era un chavito que tenía que resolver sus propios problemas, desde conseguir pareja para el baile de graduación hasta salvar al mundo. Y eso se pierde completamente cuando lo convierten en el protegido de Tony Stark.

    Otro elemento que es fundamental en las aventuras del arácnido y que gente como Todd McFarlane y Sam Raimi entendió muy bien es la Ciudad de Nueva York. Los rascacielos y callejones de Manhattan son un personaje más en los comics de Spider-Man y en esta película… en esta película la acción se traslada básicamente a Queens, Coney Island y Washington DC. Sí, Spider-Man en numerosas ocasiones sale de Manhattan y tan temprano como en el número 6 del comic original viaja a Florida para enfrentarse al Lagarto, y sí, hay un par de gags muy graciosos en De regreso a casa sobre cómo Spider-Man no puede colgarse de nada en Queens; pero ¿era necesario eliminar los rascacielos por completo?

spidermanhomecoming11

    Creo que lo que más me gustó de la película fue la anagnórisis entre Peter Parker y Adrian Toomes. Es una gran escena que funciona maravillosamente no sólo a nivel dramático; sino a nivel cinematográfico y actoral. Sólo es una lástima que el mismo recurso se haya utilizado hace quince años en la primera película de Spider-Man con Peter Parker y Norman Osborn. Y también es muy lamentable que el conflicto entre Parker y Toomes sea mucho más interesante y complejo que la pelea final entre Spider-Man y el Buitre; SPOILER en la que el arácnido demuestra ser un superhéroe tan incompetente que ni siquiera puede derrotar al villano por sí mismo TERMINA SPOILER.

spidermanhomecoming08

    La fotografía es rara, con un par de emplazamientos de cámara que son como de estudiante de primer semestre de cine y la música es bastante anodina, excepto por el tema de El Buitre.

spidermanhomecoming07

    Así pues, la última incursión del Amigable Vecino en la pantalla de plata no acaba de convencerme y, francamente, siento que me quedó a deber. El tono es más jovial y la verdad es que sí me reí mucho, pero me quedó a deber. No en la realización; sino en el planteamiento, cuya reinterpretación innecesaria afecta incluso a personajes secundarios, como Flash Thompson (Tony Revolori), quien ahora inexplicablemente es hispano e inexplicablemente siente una inexplicable envidia por Peter Parker y ¡está en el equipo de Decatlón Académico! Y de MJ (Zendaya) mejor ni hablo. Me gustaría ver cómo evoluciona el personaje en las secuelas, si es que lo hace, porque este crossover entre Spider-Man y Salvados por la campana (1989-1992) sencillamente no funciona para mí.

PARA LA TRIVIA: La primera vez que Spider-Man y el Buitre se enfrentan, éste aparece dibujando su silueta contra la luna llena. Esto es una referencia a la escena en la que la Bati-ala dibuja la batiseñal al volar frente a la luna llena en Batman (Burton, 1989), protagonizada por Michael Keaton, quien interpreta al Buitre.

spidermanhomecoming-calif

 

Blog anterior    Sumario 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s