MIMIC. La película que le arrebataron a Guillermo del Toro cumple 20 años.

mimic01

MIMIC

 

Guillermo Del Toro, 1997

Los insectos están realmente bien diseñados por la naturaleza. […] Pero no los encuentro admirables en su función, social o espiritualmente. Y creo que por eso les tememos, porque tienen una completa falta de emoción. Son verdaderos autómatas vivientes de la naturaleza.

Guillermo del Toro.

 

Existen dos versiones de esta película. La original de 1997 y la Edición del Director de 2011. La diferencia está en 6 minutos de escenas reinsertadas y extendidas, así como algunas secuencias alternativas que fueron cambiadas ‒muchas de ellas fueron filmadas originalmente por el director y cambiadas por los productores durante la edición‒ para acercar la película lo más posible a lo que del Toro propuso originalmente. Del mismo modo, el ritmo de la peli es un tanto diferente. Aun así, honestamente he de admitir que los cambios hechos en la Edición del Director logran aportar poco a la película que ya existía. Esta reseña es sobre la Edición del Director.

mimic05 

La primera película de Guillermo del Toro producida en EE.UU. fue una experiencia más bien desagradable para el director jalisciense. En la edición original de la película, uno casi puede tomar un marcador y trazar sobre la pantalla una línea en el momento justo en el que la dirección de la cinta le fue arrebatada a del Toro por los productores ‒más o menos cuando la peli lleva una hora y diez‒, quienes volvieron a filmar una cantidad considerable de secuencias y montaron un corte final más orientado hacia el thriller de acción… y no sabían dirigir actores. Aun así, muchas de las ideas planteadas originalmente por el cineasta lograron colarse en la película… y, como para sacarse la espinita, muchas de ellas, sin importar si finalmente aparecieron en el filme o no, fueron recicladas en las novelas de la Trilogía de la Oscuridad (2009-2011), escritas por del Toro al alimón con Chuck Hogan.

mimic02

    La película cuenta la historia de la Dra. Susan Tyler (Mira Sorvino, quien acababa de ganarse un Oscar como Mejor Actriz de Reparto), una entomóloga quien, por petición del Centro de Control de Enfermedades, creó un insecto híbrido que acabaría con las cucarachas de la Ciudad de Nueva York, mismas que eran portadoras de una terrible enfermedad que estaba diezmando a la población infantil. Tres años después, extraños asesinatos comienzan a ocurrir en los barrios bajos de Manhattan. Cuando el asesino parece no ser humano, sino estar relacionado con los experimentos de Tyler, ella, junto con su esposo, el Dr. Peter Mann (Jeremy Northam), y un variopinto grupo de personajes, deberá descender al inframundo de las cloacas y las estaciones del Metro para encontrar al responsable.

mimic07

    Aun a pesar de los esfuerzos de Dimension Films por convertir la cinta del director mexicano en una película de acción con elementos de Sci-Fi Horror más del montón, y de acusarlo de “tratar de hacer una película de arte a partir de una película de bichos de Serie B”[1], Mimic logra sobresalir por la calidad de su factura. Aun los elementos que podrían ser clichés o lugares comunes de este tipo de películas, se ven contrarrestados por los sellos autorales del tapatío.

mimic12

     Su obsesión por los insectos, los mecanismos de relojería, las crisálidas ‒la secuencia de los pabellones de cama del hospital fue odiada por los productores desde que se filmó‒, la iconografía religiosa ‒de hecho, una de las ideas originales para la peli era que los indigentes adoraran a los insectos mutantes como ángeles; pero fue descartada‒, el ámbar, la pérdida de la inocencia en los niños, la relación abuelo-nieto ‒aunque en esta peli casi parecen Gepetto y Pinocho‒, y las cuevas y túneles convierten esta reinterpretación del Mito de Frankenstein casi en una película de autor… digo, porque sin los recursos estilísticos del cineasta, la verdad es que no pasa de ser una nueva versión de El mundo en peligro (Douglas, 1954).

    Ahora, con todo y los recursos estilísticos y la visión de autor, la película no puede ocultar que no fue filmada en Nueva York. Se filmó en locación en Toronto y en estudio en Los Angeles, y las tomas de establecimiento en las que aparece la isla de Manhattan son claramente secuencias de archivo. También se nota que sus secuencias al interior del Museo Americano de Historia Natural no se filmaron en dicho recinto.

mimic11

    El CGI también está medio chafón, incluso para la época. De hecho, mucho de lo que del Toro quería hacer con los insectos de la Cepa Judas no pudo lograrse debido a las limitantes de presupuesto. Los animatrónicos y efectos físicos, esos sí, se ven bastante bien, y el diseño de las criaturas está padre. Además, al menos en la Edición del Director, tienen el buen tino de no mostrar demasiado de ellas.

    En general, las actuaciones son buenas. Y es muy curioso, porque de verdad uno puede fácilmente distinguir las escenas en las que del Toro tuvo la oportunidad de dirigir a los actores y aquéllas en las que los dirigió alguien más. Siguiendo el paradigma de Alien, el octavo pasajero (Scott, 1979), esta película sabe que los monstruos en la pantalla sólo son tan aterradores como los actores nos lo hacen ver ¡Y vaya si estos actores lo logran!

mimic03

    Y es que también tienen con qué trabajar. Si bien el guión no va a ganar ningún premio por originalidad, creo que su fuerte está en otros aspectos más allá de la historia que trata de contar. Los personajes son interesantes, algunos un tanto estrafalarios, pero aún así creíbles, y las relaciones entre ellos son complejas y profundas.

mimic06

    Del mismo modo, el guión desarrolla algunos juegos de opuestos muy funcionales. Por ejemplo, el hecho de que la mejor forma para los insectos de esconderse es a plena vista. O el niño Chuy (Alexander Goodwin) que, con su autismo, es más cercano a los insectos y es capaz de comunicarse con ellos de manera más eficiente que con los humanos. Está también la pareja de Susan y Peter quienes, por más que intentan, no pueden concebir un hijo, mientras que los insectos que crearon se reproducen de forma exponencial. La cuestión de que los insectos parecen máquinas ‒incluso sus garras suenan como si estuvieran hechas de acero templado, no mamen‒, pero son completamente orgánicos; a diferencia de los humanos que parecen orgánicos, pero utilizan máquinas para funcionar ‒como Peter, que está perdido sin sus anteojos‒.

mimic10

    La fotografía es excelente. El veterano Dan Lausten (cuyos créditos incluyen películas como Pacto con lobos [Gans, 2001], Terror en Silent Hill [Gans, 2006] o La cumbre escarlata [del Toro, 2015]) logra consolidar una propuesta estética que utiliza los claroscuros como herramientas narrativas y que recibe mucha influencia de la pintura religiosa del Barroco. El trabajo de Lausten logra crear una atmósfera densa y claustrofóbica que le da un nivel más profundo de terror a la película. Es como si alguien tomara la propuesta de fotografía de La reliquia (Hyams, 1997) y la hiciera bien.

mimic08

    A pesar del tortuoso camino que tuvo que recorrer, Mimic es una buena película, y significó un gran debut y una valiosísima lección para Guillermo del Toro. En su momento, fue bien recibida por la crítica… aunque no así por el público, quien al parecer no se sintió atraído por la propuesta de la cinta. De un presupuesto de 30 millones de dólares, en su corrida original en cines de EE.UU. la película recaudó 25 millones ‒es decir, ni siquiera recuperó su presupuesto‒; pero logró convertirse en una peli de culto con una nutrida y leal legión de fans y presentó al mundo a uno de los autores más influyentes del cine fantástico contemporáneo.

mimic04

    La cinta generó dos secuelas que aparecieron directo para video: Mimic 2 (De Segonzac, 2001) y Mimic 2: centinela (Petty, 2003) en las que Guillermo del Toro no tuvo nada que ver.

mimic09

PARA LA TRIVIA: El papel de Manny originalmente fue pensado para el actor argentino Federico Luppi, con quien del Toro trabajara en su opera prima, Cronos (1993). Por desgracia, el inglés de Luppi era más bien malo y los productores decidieron cambiarlo por el italiano Giancarlo Giannini.

mimic-calif

 

Blog anterior    Sumario 2017    ¡Sígueme en Facebook!    Canal de Youtube

 

[1] Cfr. Del Toro, Guillermo y Marc Scott Zicree, Guillermo del Toro Cabinet of Curiosities. My Notebooks, Collections and Other Obsessions, Hamper Design, New York, 2013. P. 88

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s